• Roentgen

Cálculos de la vesícula Biliar. Cirugía Ambulatoria laparoscópica.

Centro Médico Roentgen.


Los cálculos en la vesícula biliar representan una patología frecuente en la población (15 a 20 %). Se producen por alteraciones metabólicas, o enfermedades, que generan precipitación de cristales de colesterol dentro de la vesícula biliar. Primero se forma barro biliar, y luego cálculos, que con el tiempo pueden aumentar en numero y tamaño. Se presentan en cualquier momento de la vida, pero son mas frecuentes a mayor edad, y en mujeres.

Su diagnóstico puede surgir de un estudio de rutina, sin antecedentes de síntomas relacionados, o bien, con cuadro de: intolerancia a los alimentos ricos en grasas o proteínas, dolor abdominal localizado en el epigastrio (Se suele confundir con una gastritis) o debajo de las costillas, del lado derecho.


Los cálculos biliares pueden generar cuadros de dispepsia (digestión lenta), cólicos biliares (Intenso dolor subcostal derecho o en epigastrio), o algunas de sus potenciales complicaciones: Colecistitis aguda (Infección de la vesícula), el paso de cálculos en la vía biliar que pueden causar Síndrome coledociano (Paciente amarillo), Colangitis aguda (Infección de la vía biliar. Paciente amarillo y con fiebre) o una Pancreatitis aguda.


El estudio más útil en el diagnóstico es la Ecografía de Abdomen. También se puede usar la Tomografía Axial computada y la Resonancia Magnética. Estos últimos, generalmente en casos de complicaciones o dudas diagnosticas.


Su tratamiento se fundamenta en aliviar los síntomas, y prevenir la aparición de algunas de sus complicaciones. Ante el diagnostico de cálculos en la vesícula, se debe consultar a un cirujano para su valoración y tratamiento oportuno.


El tratamiento estándar de oro, es la EXTRACCION DE LA VESICULA BILIAR POR VIA LAPAROSCOPICA. Este procedimiento, mínimamente invasivo, muy seguro actualmente, se realiza en quirófano bajo anestesia general. Se insufla el abdomen y, mediante el uso de instrumentales especiales, a través de entre 1 y 4 pequeñas incisiones de 5 a 10 mm, se realiza la extirpación de la vesícula biliar toda, con los cálculos en su interior. Una vez finalizado el procedimiento, el paciente completa su recuperación en una sala, asistido por una enfermera especializada. En la mayoría de los casos y, en manos expertas, se retira a su domicilio tras 4 a 6 horas de control postoperatorio. Es decir, se practica de FORMA AMBULATORIA, sin internación de noche.

Realizar esta cirugía en forma laparoscópica beneficia a los pacientes: reduce el dolor postoperatorio, rápida tolerancia a la ingesta de dieta oral, mejora los resultados estéticos y acelera la reinserción laboral.


Si a esto le sumamos el formato de Cirugía Ambulatoria, los beneficios son mayores, ya que alcanzan a la familia misma, reduciendo el impacto general de una cirugía en el entorno del paciente.


El área de CIRUGIA GENERAL de ROENTGEN cuenta con los especialistas más jerarquizados en la técnica. Esto, mejora los resultados, ofreciendo contención profesional y personalizada de los pacientes y sus familias.



Dr. Raul A. Ramos Cirugía General y Laparoscopia MP 32018/8 ME 12511

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo